500 m2 de Instalaciones


Amplias salas de más de 30 metros cuadrados


Sala de bebés especializada de más de 45 metros cuadrados


Dos amplias zonas recreativas



Cei Educando

C/ Ribagorza 4

50.003 - Zaragoza

info@ceieducando.com

976 28 29 97

Periodo de adaptación

 

 

Una de las características de nuestro centro es el periodo de adaptación, puede considerarse un momento traumático para el niñ@ separarse del adulto, por ello ésta adaptación lo hacemos con los papás dentro de la clase, Durante una semana el adulto entrará con el niñ@ , y poco a poco, el adulto irá saliendo de clase, cada día estará menos rato dentro del aula, esto hace que el niñ@ tenga más seguridad del lugar donde lo dejan, transmitirle que no pasa nada, y hacer de éste periodo una forma más fácil para que el niñ@ se adapte.

RABIETAS:

Las rabietas especialmente se desarrollan en niñ@s de 2 a 3 años, intentan establecer su individualidad y pretenden hacerlo todo como ellos quieren, no como se le pide. A veces es complicado tratar las rabietas en público, es un signo de independencia y es normal, aunque no sea fácil de resistir.

Los adultos somos modelos de conducta para los niñ@s , es decir que van a imitar muchas de nuestras conductas. Por ello cuando queremos pedir algo, hay que hacerlo adecuadamente, sin gritar, para que ellos aprendan. No se puede regañar a los niñ@s por tener una rabieta, si nosotros no somos capaces de controlar nuestro comportamiento.

No es conveniente que cuando tengamos una situación de cólera la presencien los niñ@s, tendremos que aprender a controlarnos. Cuando un niñ@ tiene una rabieta es porque en algún momento le ha funcionado, pero debemos ser fuertes y no ceder en nuestra decisión.

El objetivo de las rabietas es llamar la atención no sólo las tienen cuando quieren algo, sino también cuando les regañamos o intentamos razonar con ellos, lo mejor es dejarlos, no hacerles caso hasta que se le pase, de ésta forma verá que no le funcionan y cada vez las tendrá con más frecuencia.

Os damos unos consejos para reducir el número de rabietas:

  • Si el niñ@ está en un sitio seguro, podemos abandonar incluso la habitación, hasta que se le pase la rabieta
  • Cuando el niñ@ se siente observado, la rabieta puede durar más tiempo, cuando veamos que se ha calmado podemos decirle, ahora que te has calmado podemos ir a jugar.
  • Cuando el niñ@ se le haya pasado la rabieta debemos de reaccionar como si no hubiese pasado nada, no mencionar el incidente.
  • Si la pataleta se prolonga y sentimos la necesidad de ceder podemos hacer lo siguiente:

.  Explicarle que estamos cansados de oírle

.  Llevarle a una habitación, sentarle en una silla, donde el niñ@ no puede     vernos, pero nosotros lo controlemos.

.  Decirle que tiene que estar sentado durante un tiempo determinado, y que no se puede levantar hasta que no esté más tranquilo.

.  A veces los niñ@s reaccionan llorando sin que les pase nada para hacer chantaje y conseguir lo que quieren.

  • En ocasiones los niñ@s saben cuándo es más probable que cedan cuando hay gente de fuera, que en éstos casos hay que tener en cuenta lo siguiente:

.  Hay que ser consciente de situaciones que es posible que tenga una rabieta.

.  El niñ@ debe saber que aunque haya una visita de fuera, no vamos a cambiar de idea.

.  El que el niñ@ tenga una rabieta de pequeño es normal, pero ojo cuando son mayores y siguen teniendo rabietas, nos tendremos que plantear que a lo mejor de pequeños cuando tenía una rabieta le dimos todo lo que quiso, la tarea es enseñarle a nuestros hijos que una rabieta no le conduce a nada.

Posted by admin in slider  

Cei Educando.